lunes, 4 de julio de 2016

Dracula: La Leyenda Jamás Contada

 
Uno de los defectos del ser humano es que tenemos tendencia a los extremos. Cuando algo nos gusta es genial y maravilloso, lo mejor que se ha visto nunca; y cuando algo no nos gusta es una mierda y una basura que desearíamos no haber visto o que no existiese. Pero la realidad es que la virtud suele estar en los puntos medios y en lo referente al cine mas todavía. Hoy os traigo la última adaptación de Drácula a la que le han caído palos por todos lados por no ser lo que la gente esperaba de ella, pero la cuestión es ¿alguien la ha visto y la a entendido como es? ¿O simplemente al no tratarse de lo que quería ya la tiro por tierra desde el principio? Resolvamos estas dudas.

Dirección: Gary Shore
Producción: Michael De Luca
Guión: Matt Sazama, Burk Sharpless
Año: 2014
Genero: Fantasía, Acción
Duración: 92 min
Reparto: Luke Evans, Sarah Gadon, Dominic Cooper, Art Parkinson, Charles Dance, Diarmaid Murthagh, William Houston, Paul Kaye 
Doblaje: Iván Muelas, Danai Jiménez Querol, Eduardo Bosch, Santiago Díaz, Jorge García Insúa, Iván Jara, José Luis Angulo, David Hernán
Argumento: El pueblo Transilvano vive supeditado a los deseos y designios del Sultán Otomano. A modo de ofrenda mil niños son entregados para formar parte del cuerpo de Jenízaros otomano, un grupo de élite caracterizado por su fiereza en batalla. De este grupo surgió Vlad el Empalador, heredero del trono Transilvano, que fue entregado por su Rey entre los mil niños y se gano un nombre por ser el mas despiadado de todos. Los años han pasado y Vlad gobierna su país alejado de todo aquello, hasta que el nuevo Sultán le exige otros mil niños, y decide tomar una arriesgada decisión para no tener que entregar a su hijo.
Análisis: Lo primero que debemos tener en cuenta al ver esta película son dos cosas. La primera es que no es el Drácula de Bram Stoker, no tiene nada que ver, es otra historia con Drácula como protagonista de tantas que se han hecho. La otra cosa a tener en cuenta es que no es una película de Terror, no lo es en absoluto. No se si la propia película se promociono como tal o la gente así la considera por el personaje del que trata, pero esta película no es de terror en absoluto, y no hay manera humana de que te asuste ni aunque se tengan cinco años.
Por otra parte el argumento es entretenido, la película no es larga así que no se hace pesada en ningún momento y tampoco se explaya demasiado en nada. Pretende narrarnos una aventura con algunas pinceladas interesantes y algunos fallos reseñables, buscando mas la espectacularidad de la acción y centrándose en su protagonista a costa de todo lo demás.
La historia ocurre en Transilvania y por ello tenemos unos escenarios apagados, con mucho bosque y montes, con un par de castillos y poco mas. Es uno de los aspectos en los que no se profundiza apenas y donde se nota mas que es una película que busca la acción por encima de todo lo demás y alejándose del Drácula tétrico y pomposo de otras adaptaciones.
Llegados a este punto es necesario decir, si no se ha dado cuenta uno ya, de que estamos ante una película comercial y como tal los actores deben pesar mas por ser llamativos que por su interpretación. Así tenemos al dúo protagonista de Luke Evans y Sarah Gadon, que debemos reconocer que ambos son guapos y lucen mucho en los carteles. Su interpretaciones no son tampoco en absoluto malas, como las del resto del reparto, pero de nuevo no es algo que busque la película.
Dicho todo esto Drácula: La Leyenda Jamas Contada nos sirve para llenar una tarde y poco más. No todas las películas deben ser obras maestras que busquen trascender y mas dentro de su género y como esta hecha en si misma. Por lo cual hay que decir que se puede ver, si no tenéis nada mejor que hacer y no queréis complicaros la vida es una opción tan buena como cualquier otra y que la critica se han encargado de vilipendiar sin demasiado argumento. Un saludo y hasta la próxima.

martes, 28 de junio de 2016

Sonic Generations

Veinticinco años dan para muchas cosas, y en el campo de los videojuegos puede que te pase absolutamente de todo. Hace unos días fue el cumpleaños del erizo azul de Sega, Sonic, que llego a esta industria pisando fuerte pero su éxito se ha ido diluyendo con el paso del tiempo y de los videjouegos. Por eso hoy a modo de homenaje me he decidido a analizar el que dicen es el mejor juego que se ha sacado estos últimos años con el puerco espín mas rápido del mundo como protagonista, así que empecemos con Sonic Generations.

Desarrolladora: Sonic Team, Dimps
Distribuidora: Sega
Dirección: Hiroshi Miyamoto
Plataformas: PC, Xbox360, PS3, N3DS
Lanzamiento: 3-11-2001
Género: Plataformas
Doblaje: Jonatán López, Graciela Molina, Sergio Mesa, Meritxell Rivera, Geni Rey, Alfonso Vallés, Daniel Albiac, Manuel Gimeno, Ana Vidal, Francesc Belda, Ángel de Gracia, Carmen Ambrós, Sofia García.
Argumento: El cumpleaños de Sonic debe ser celebrado como dios manda, así que todos sus amigos se deciden a darle una fiesta sorpresa. Las fiesta no podía ir mejor cuando de repente un extraño monstruo abre un portal que absorbe a todo el mundo y deja inconsciente a Sonic al tratar de combatirlo. Cuando el erizo despierta aparece en un mundo totalmente blanco y ante un lugar de su pasado que ha perdido todo color. Así que decide investigar lo ocurrido para pronto llevarse la sorpresa de que otro Sonic esta intentado arreglar este lió también.
Análisis: Si algo ha caracterizado a los juegos de Sonic en los últimos años, ha sido el desmarcarse un poco en los argumentos y sus villanos mas allá del doctor Eggman. En esta ocasión aun a pesar de su simplicidad tiene algún girillo interesante, que no nos hará jugar al juego pero se agradece el intento.
Dos Sonic implican dos jugabilidades. Durante el juego siempre podremos elegir entre que erizo usar, si el del presente o el del pasado, lo cual conlleva afrontar los niveles de distinta manera. Como el Sonic antiguo, los niveles serán de vista lateral no tendremos impulso pero si podremos girar sobre nosotros mismos para ganar velocidad, ademas tampoco podremos propulsarlos hacia enemigos y cosas pudiendo únicamente saltar sobre ellos. 
El Sonic mas moderno, recordemos que el tío de la bufanda es el último, afrontara los niveles tanto desde una vista trasera como lateral según el momento. Podrá propulsarse hacia enemigos y ganar velocidad para correr pulsando solo un botón. A parte de eso las demás mecánicas siguen iguales, correr sin parar coger anillos evitando que nos golpeen e intentar recoger los anillos rojos que contiene cada nivel. Para esta ocasión han decido darnos una serie de habilidades que un pequeño Chao no venderá durante el juego, es algo meramente opcional pero pueden cambiar la manera de afrontar un nivel si se usan adecuadamente.
Sonic siempre se ha caracterizado por un estilo visual muy colorista y llamativo, y aquí estamos ante uno de los mejores exponentes de lo dicho. Los 9 niveles que recorremos están sacados de algunos de los juegos del erizo y serán fácilmente reconocibles para los fans. Todos los entornos tienen gran detalle y Sonic y sus amigos lucen mejor que nunca. Se nota el esfuerzo y el cuidado que han puesto en quedar a la altura de lo que el personaje merece.
Y si hemos dicho que el estilo visual esta muy cuidado lo mismo debemos decir del apartado sonoro. Si quieres vender nostalgia tienes que meter canciones nostálgicas, y eso se ha hecho, remezclando las canciones antiguas que a todo el mundo gustaron y aquí lucen muy bien no en una sino en dos versiones diferentes. Por suerte contamos con un doblaje digno de serie de dibujos, voces que todos reconocemos facilmente y que no nos cansamos de oír por su brillante labor.
Pero como se suele decir no todo el monte es orégano, el juego tienen sus fallos y es justo señalarlos. Para empezar estamos ante un juego corto, su 9 niveles, los jefes y realizar los desafíos necesarios para avanzar no nos llevara mas de 4 o 5 horas, según lo bien que se nos de el erizo. Algunas partes no están tan bien inspiradas como otras y contamos con algún que otro bug, muy puntual eso si.
En términos generales estamos ante un Sonic a la altura, digno de los mejores y que los mas acerrimos al puerco espín disfrutaran como nunca, completando sus niveles al máximo y sin dejar un solo desafió en el tintero. Eso es todo por ahora pasadlo bien y veremos que nos deparan los siguientes veinticinco años de Sonic. Hasta la próxima.

martes, 21 de junio de 2016

Juegos que Nunca Acabare: Bionic Commando

Que Steam ha revolucionado el mundo de los videojuegos es un hecho innegable. A raíz de el muchas paginas web nos venden juegos a precios de risa y por muy poco dinero podemos comprar varios juegos a la vez. No nos engañemos en estos bundles compramos cuatro o cinco juegos cuando solo nos interesa uno y es el que acabamos pasándonos, los demás cogen moho virtual hasta que un día los vemos y les damos una oportunidad. Yo se la di a Bionic Commando y tras jugarlo un rato supe que no me lo acabaría, que por mucho que lo intentase este juego acabaría con mi paciencia y mi diversión, así que hablemos del porqué.
La historia de Bionic Commando es apasionante. Un grupo de soldados de élite que tras perder una parte del cuerpo se les remplaza por otra bionica, salvan el mundo de desastres y amenazas que soldados normales no pueden. Pero los que antaño fueron héroes hoy en día son considerados poco menos que terroristas y han sido encarcelados o asesinados. Hasta que las cosas se ponen feas y una ciudad es atacada y queda completamente radiada, cuando se dan cuenta que necesitan a uno de estos tipos, y sacan a Spencer de la cárcel le devuelven su enorme brazo bionico, que seguro que descompensaría a cualquiera por su peso excepto a un personaje de Capcom, y le ordenan que vaya a la ciudad a buscar supervivientes y arreglar todo el lió. 
No podía interesarnos menos la trama la verdad con lo cual uno espera encontrarse con una jugabilidad apasionante que justifique todo ese rollazo político terrorista que no interesa a nadie. El brazo nos proporciona poderes arácnidos, si leéis bien, pues podremos lanzar un gancho con el cual agarrar enemigos, lanzarlos, agarrarnos a sitios, balancearnos por la ciudad. Así que en términos generales somos un Spiderman venido a menos. Avanzaremos por la ciudad hecha pedazos matando enemigos y saltando entre edificios, no hay mucho mas, las posibilidades con el gancho podrían ser infinitas pero aquí se limitan a garrar cosas para lanzarlas o propulsarte tu hacia a ellas o elevarlas para meterles un puñetazo. Contaremos ademas con una pistola, granadas y algún tipo de arma potente como lanzacohetes, escopeta, misiles, pero con munición muy escasa.
Todo esto podría ser la ostia si se hubiesen currado mas habilidades, y mas variedad a la hora de avanzar. Es todo muy lineal, prácticamente todas las zonas son iguales, avanzaremos hasta encontrar enemigos que protegen una especie de baliza que no podremos desbloquear hasta matar a todos los enemigos y eventualmente algún jefe al que tendremos que matar con armamento pesado que nos den, por que el gancho no sirva de nada. Los combates normales no se libran, ya sean soldados o maquinas todo se resume a matarlos con las tres técnicas que tenemos o a balazos, no hay mas, y tras unas pocas horas cansa. Encima de todo moriremos mucho, no tenemos barra de salud y como te quedes quieto seras un imán de balas. El gancho no es tan largo como nos gustaría y nos obligara a agarrarnos mas abajo de las zonas o nos hará caer directos a la radiación donde moriremos porque nuestro brazo bionico es muy sensible a esta, no porque a los humanos nos afecte enfermandonos y mutandonos, no no, porque el brazo es muy delicadito.
Estamos ante un juego de 2009 con lo cual gráficamente nos pilla cercano aun y no ha envejecido mal de momento. El problema en este caso raica mas en el concepto, al haber elegido una ciudad en ruinas todo el rato nos parecerá estar en el mismo sitio, con puentes partidos por la mitad, hoyos en el suelo, edificios caídos con huecos o un poco torcidos, alguna plataforma metálica así venida de ninguna parte y muchas minas aéreas para joder. Como digo todo esto no se ve mal pero cansa muy muy rápido.
Pero al Cesar lo que es del Cesar, todo lo demás puede ser un poco bastante meh pero la banda sonora es épica de narices. Es como si hubiesen rescatado la magia que tenían los juegos en épocas pretéritas y la hubiesen actualizado. Una maravilla que me ha hecho avanzar un poco mas cuando no tenia ganas. Por que Spencer y su forzada voz para parecer un tipo cabreado y duro no ayudaban, te convence de que esta cabreado, desde luego, pero si la fuerza un poco mas se le parten las cuerdas vocales fijo.
Por todo esto lo acabe dejando, no encontraba mas razones para seguir. Es demasiado repetitivo con ideas curiosas pero muy mal ejecutadas o no suficientemente desarrolladas. Por lo cual el veredicto es que huyáis de el, a menos que veáis un bundle que os interese y este dentro, ahí yo ya no pienso meterme. Un saludo y hasta la próxima.